7 de noviembre de 2016

Consagración a Jesús por María. Monfort. 30 días. Introducción


(Resumen personal)


Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen.
Preparación al Reinado de Jesucristo.
San Luis María Grignon de Monfort



PREPARACIÓN PARA LA CONSAGRACIÓN 30 días
COMIENZO: lunes 7 de noviembre
FINAL: 7 de diciembre

CONSAGRACIÓN: 8 DE DICIEMBRE. Día de la Inmaculada Concepción.

Requisitos del creyente para la Consagración: Humildad, oración, lectura y meditación.

San Bernardo: «La lectura espiritual nos prepara para la oración y para la práctica de las virtudes» y luego añade, a modo de conclusión «la lectura y la oración son las armas con que se vence al demonio y se conquista el cielo».


Introducción.
Aunque hay muchas ediciones del Tratado de la Verdadera Devoción (TVD), para evitar la multiplicación de los entes, vamos a seguir una versión que no está a la venta pero,  que sin embargo, es muy conocida. En su portada tiene a la Reina de la Paz. Una imagen de la Virgen María que aparece en Radio María y Medjugorje entre otros sitios.

La persona que se encarga de distribuirlos en España, se llama Teresa. Esposa de familia, tiene un voto privado de distribuirlos gratis.  Por lo tanto, aquellas personas que no tengan el libro, vamos a coordinarnos para facilitárselo gratis.

¿Qué es la Consagración a María?
1.En realidad es una consagración personal a Jesucristo, la Sabiduría Encarnada, por las manos de María (pg.267. ASE. Amor a la Eterna Sabiduría)

2.Renovación de los votos y promesas del bautismo (TVD 120, pg 98)

3.Cuanto más te consagres a María, tanto más te unirás a Jesucristo. (TVD 120, pg 98)

4.Esta devoción es camino fácil, corto, perfecto y seguro a la unión con Jesucristo (TVD 168)

5.Todo se resume en obrar siempre por María, con María, en María y para María, a fin de obrar más perfectamente por Jesucristo, en Jesucristo y para Jesucristo. (TVD257, pg199)

6.Consagración perfecta y total: Consista esta devoción en una entrega total a la Santísima Virgen, para pertenecer, por medio de Ella, totalmente a Jesucristo. Hay que entregarle (TVD 121, pg99):
  1. .Cuerpo con todos sus sentidos
  2.  Alma con sus facultades (memoria, entendimiento y voluntad) 
  3. Bienes externos. Fortuna 
  4. Bienes internos: méritos, virtudes, buenas obras.

¿En calidad de esclavo? ¿Por qué?

Humildad y pequeñez        VS

 Soberbia, autosuficiencia, egoísmo
Santos
Demonios
        
Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón,
y hallareis descanso para vuestras almas.             Mt 11,29

Cristo, a pesar de su condición divina,
no hizo alarde de su categoría de Dios;
al contrario, se despojó de su rango
y tomó la condición de esclavo,
pasando por uno de tantos.

Y así, actuando como un hombre cualquiera,
se rebajó hasta someterse incluso a la muerte,
y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo levantó sobre todo
y le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»;
de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble
en el cielo, en la tierra, en el abismo,
y toda lengua proclame:
Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.Filipenses 2, 6-11


Señor, mi corazón no es ambicioso,
ni mis ojos altaneros;
no pretendo grandezas
que superan mi capacidad;
sino que acallo y modero mis deseos,
como un niño en brazos de su madre.  Salmo 130

«Si no volvéis a ser como niños -nos ha dicho el Señor-,
no entraréis en el reino de los cielos» Mt 18,3



En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo:
«Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes,
y se las has revelado a pequeños.          Mt 11,25


Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
Magnificat Lc 1, 46-47


¿Por qué María? ¿Por qué necesitamos la mediación de la Virgen para ir a Cristo?

1.¡falta de humildad! … Se fiaron de sí mismos y se apoyaron en sus propias fuerzas….El Señor, que es la justicia misma, abandonándolos a sí mismos, permitió que fueran saqueados….(TVD 88, pg 73)

2.Es más perfecto, porque es más humilde, no nos acercamos a Dios por nosotros mismos, sino acudimos a un mediador (TVD 83, pg69)

3.Esta doctrina sacada de los escritos de San Bernardo y San Buenaventura,. Según ellos, para llegar a Dios tenemos que subir tres escalones:
a)El primero, más cercano y adaptado a nuestras posibilidades es María
b)el segundo es Jesucristo.
c)el tercero es Dios Padre.

Para llegar a Jesucristo hay que ir a María, nuestra Mediadora de intercesión. Para llegar al Padre hay que ir al Hijo, nuestro Mediador de Redención.



          DIOS  PADRE

      JESÚS, DIOS HIJO     

               MARÍA              
Mediador por Redención

Mediadora por Intercesión



4. San Francisco: Cuando vio en éxtasis una larga escalera que llegaba hasta el cielo y en cuya cima estaba la Santísima Virgen, se le indicó que para llegar al Cielo era necesario subir por dicha escalera. (TVD 42 a, pg 34) (Florecillas de San Francisco c10)

5. Confieso con toda la Iglesia que, siendo María una simple creatura salida de las manos del Altísimo, comparada a la infinita Majestad de Dios, es menos que un átomo, o mejor, es nada, por sólo Él es “El que Es” (Ex 3,14)”. (TVD 14)

6. Afirmo sin embargo, que dada las cosas como son, habiendo querido Dios comenzar y culminar sus mayores obrar por medio de la Santísima Virgen desde que la formó, es de creer que no cambiará jamás de proceder (TVD15)

7. De Maria numquam satis. Es decir, de María nunca se hablará lo suficientemente bien. […] Merece mejores alabanzas, respeto, amor y servicio. (TVD10)

8. Cuanto más te consagres a María, tanto más te unirás a Jesucristo. (TVD 120)

9. Porque Ella es el por donde vino Jesucristo a nosotros la primera vez y lo será también cuando venga la segunda, aunque de modo diferente. (TVD50, d)

10. Por Ella es el medio seguro y el camino inmaculado para ira Jesucristo y hallarle perfectamente (TVD 50 E)

11. María sola ha dado muerte a las herejías (TVD167)

¿Cuánto dura?
Un mes de preparación. Aunque muchos proponen unos días más. En total 33 días.

¿Cuáles son los requisitos?
Ser humilde y dejarse sorprender por la Virgen. Y un gran deseo comenzar un camino de perfección para unirnos a Dios. El sentido de la vida. No lo dejes pasar… nuestro ahora, este tiempo presente, es tiempo de gracia.

¿Puedo hacerla en mi casa?
. Aunque es recomendable tener una vida sacramental frecuente. Los medios sensibles de la Gracia están en los Sacramentos. Necesitamos de la vida sacramental para convertirnos más profundamente. Por nuestras solas fuerzas, aunque haya buena intención, no podemos hacer mucho.

AUNQUE el último día, el día grande de la Consagración, el 8 de diciembre día de la Inmaculada,  que hace falta que esté presente un sacerdote. Porque realizarás tu consagración de esclavo(pg. 267-269) y el sacerdote será testigo. Además el sacerdote firmará acreditando que la has realizado (269) y bendecirá tus cadenillas. (pg.341)

Pero para quienes no puedan salir de Madrid, para el día 8 de diciembre, pronto estaremos en contacto con sacerdotes marianos y de sana doctrina, para explicarles la consagración. Confiamos que encontraremos sacerdotes que nos apoyarán.

También nos gustaría contar con el apoyo de monjes o monjas contemplativas que recen por todos aquellos que vamos a consagrarnos o renovar la consagración

Porque los tres enemigos del alma son: mundo, carne y demonio. El mundo TVD89(las circunstancias que surgen y complican la oración-meditación), la carne TVD87 (la inconstancia, melancolía, acedia-pereza espiritual, escrúpulos...) o el demonio TVD88 (su acción ordinaria es la de la tentación y la división: desencuentros con los guías, división, tentaciones, etc).
Y sus oraciones nos ayudarán mucho.
¡Si tienes contacto con monjes o monjas contemplativas, por favor, ponte en contacto conmigo!. Gracias.

 
Versión propuesta del Tratado de la Verdadera Devoción.

PROGRAMA DE PREPARACIÓN
1.Oraciones iniciales:
Ven, Creador Espíritu…..pg. 299
Oh, Santa María de Mares Estrella…..pg. 298
Magnificat….. pgs. 287 – 288

2.Esquema del mes de preparación…..pgs. 258 – 269:
A. 12 días para vaciarte del espíritu del mundo

B. 6 días para el conocimiento de uno mismo

C. 6 días para conocer de la Santísima Virgen
 
D. 6 días para conocer a Jesucristo



8 de diciembre: Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Consagración de la esclavitud mariana: “consagración de sí mismo a Jesucristo, la Sabiduría Encarnada, por las manos de María”…..pg267



                          

1.Oraciones iniciales:

Ven, Creador Espíritu…..pg. 299
Oh, Santa María de Mares Estrella…..pg. 298
Magnificat….. pgs. 287 – 288


Oraciones iniciales:

Veni creator Spiritus
Ven, Espíritu creador,
nuestras almas visita
y tu gracia infinita
infunde al corazón.

Tú eres abogado,
Don de Dios, viva fuente,
fuego y amor ardiente
y espiritual unción.

Fuente de siete dones,
mano de Dios abierta
del padre rica oferta,
hálito inspirador.

Infúndenos tu lumbre
y con tu viva llama
el corazón inflama
dale fuerza y vigor.
  
Aleja al enemigo
danos la paz y victoria,
guíanos a la gloria,
divino defensor.

Obtennos conocerte,
Espíritu Divino,
vivir de ti, Dios trino,
y disfrutar de tu amor, amén

Ave Maris Stella
Salve Estrella del mar, Santa Madre de Dios
y siempre Virgen,
feliz Puerta del cielo.

Tú que has recibido
el saludo de Gabriel,
y has cambiado el nombre de Eva,
establécenos en la paz.

Rompe las ataduras de los pecadores,
da luz a los ciegos,
aleja de nosotros los males
y alcánzanos todos los bienes.

Muestra que eres Madre:
reciba nuestras súplicas
por medio de Ti,
Aquél que,
naciendo por nosotros,
aceptó ser Hijo tuyo.

¡Oh, Virgen incomparable!
¡Amable como ninguna!
Haz que,
libres de nuestras culpas,
permanezcamos humildes y castos.

Danos una vida limpia,
prepáranos un camino seguro;
para que viendo a Jesús,
nos alegremos eternamente contigo.

Demos alabanza
a Dios Padre,
gloria a Cristo Soberano
y también al Santo Espíritu,
a los Tres un mismo honor. Amén.

Magnificat
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios,
mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
 acordándose de la misericordia
 -como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán
y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo

18 de mayo de 2015

Asignatura pendiente como católicos : la Biblia

Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo. San Jerónimo

Toda la Biblia no hace otra cosa que "narrar el amor de Dios". San Agustín


Todo es una sucesión de guiños de Dios, pero hay que tener el corazón abierto y estar en el fragor de la batalla.

De una conversación de un buen amigo, donde él mencionó una versión de la Biblia llamada Straubinger, a mi interés después en internet, llegué al interesantísimo blog llamado: "La Biblia en español. Datos curiosos en castellano que difícilmente encontrarás en otro blog". Click aquí

Pues bien, si entré para enterarme que la Biblia Straubinger o Biblia Platense es una de las traducciones mejores de la Biblia, también tiene una de las mejores anotaciones dogmáticas, ortodoxas (no heterodoxas) e incluso útiles para rezar.

Pero además se abrió un mundo nuevo de Biblias como la de Felipe Scio de San Miguel, las diferencias sustanciales entre las cuatro versiones de la Biblia de Jerusalén, etc.

Personalmente creo que en nuestro camino continuo hacia a Dios debe estar cimentado en los Sacramentos (Confesión y Eucaristía), la oración (Rosario, oraciones personales de cualquier tipo, oraciones espontáneas), actos de caridad (perdonar los que nos hieren en el día a día, esforzarnos en hacer el bien, ofrecer a Dios las pequeñas cosas que nos cuesten) y leer y rezar con la Biblia.

Sin duda como católicos es nuestra asignaura pendiente. Scott Hahn, entre otras cosas no para de repetirlo. Y la Virgen en Medjugorjie con sus 5 piedras de David contra Goliat, incluye unos minutos para leer la Biblia.

En mi bagaje espiritual, en mi camino de peregrino, he ido adquiriendo con el paso de los años, con paciencia y sin precipitación algunas Biblias: la de la Conferencia Episcopal Española 2011 (CEE), la Biblia de Jerusalén (versiones 98 y 67), la Biblia Torres Amat (heredada de mi padre). Y próximamente, si Dios quiere, me gustaría conseguir la Biblia Straubinger.

Teniendo en cuanta siempre el Magisterio de la Iglesia Católica, debemos permitir que la Biblia "nos hable". Que cale cada día en nosotros. Escrutarla. Pedirle una palabra de consejo. Familiarizarnos con ella. Entenderla como un todo, como la historia de Salvación de Dios.

¿Qué nos dice a nosotros, en nuestras vidas? Sólo tienes que abrirla.



11 de agosto de 2014

Tentaciones en la oración

A veces  me he adentrado en mi camino cristiano por periodos de sequedad, rechazo, descontento, distracción total,... no solo en la oración, sino que se extendía a lo largo del día como una sombra negra y amenazante. Estando en el mismo epicentro de la tormenta no se ve nada. Son estas cosas también tentaciones.

La clave me la dio ayer un sacerdote. Fue un matiz que nunca antes había oído. Y sirve para toda clase de tentaciones: "no es lo mismo sentir la tentación que consentirla". Desgraciadamente para la persona todavía no entrenada, sentir la tentación aunque la rechace ya le hace perder la paz. Y es que perder la paz, aun habiendo caído en un pecado, es lo peor que podemos hacer. En palabras de Jacques Philippe, en Tiempo para Dios, guia para la vida de oración:
"[...]es más beneficioso saber aceptar nuestra pobreza sin descorazonarnos ni entristecernos, que hacer todo perfectamente". O en palabras de un sacerdote pasionista amigo mío: "Dios tiene más en cuenta nuestra buena intención que el resultado". Y tiene razón.

Por si alguien se esté preguntando si estoy hablando de pequeñas "noches oscuras", creo que no. Sin duda las noches oscuras, son pruebas de purgación muy fuertes como para considerarlas. De hecho, si somos personas de oración, todos más o menos hemos vivido estos momentos molestos en la oración. Continuando con Jacques Philipe:

"[...] aridez, desgana, experiencia de nuestra miseria, sensación de inutilidad, etc.
Estas dificultades son inevitables; lo primero que tenemos que hacer es no extrañarnos, no alterarnos o inquietarnos cuando se presentan. No solo son inevitables, sino que son buenas: purifican nuestro amor a Dios, nos fortalecen en la fe, etc. Hemos de recibirlas como una gracia, pues forman parte de la pedagogía de Dios con respecto a nosotros, para santificarnos y acercarnos a Él. El Señor no permite nunca un tiempo de prueba que no vaya dirigido a concedernos a continuación una gracia más abundante. Lo importante, como ya hemos dicho, es no desalentarnos y perserverar. El Señor, que ve nuestra buena voluntad, hará que todo redunde en beneficio nuestro".

Y es que lo peor que podemos hacer es dejar nuestra oración por estas tentaciones y pruebas. Al contrario, la receta es seguir orando. Incluso aumentar los momentos de oración, tiempo ante el Santísimo Sacramento. Y seguir con la Misa y el Rosario.


Aférrense al rosario como la enredadera al árbol-
por que sin Nuestra Señora, no podemos mantenernos en pie.”  (Madre Teresa de Calcuta)

Como decía el Santo Cura de Ars, Dios al principio nos da "caramelitos" espirituales que nos producen mucha paz, gozo, sensación que Dios te llena completamente,... Pero luego Dios lo va retirando para limpiar nuestras imperfecciones y probarnos para que ganemos méritos y le demos Gloria a Él.

10 de agosto de 2014

¿Usas tu Biblia?

Aprovechando las vacaciones de agosto, sería un buen momento para leer nuestras Biblias.
¿Pero por dónde empezar?

Desde luego si estás pensando en iniciarte en la lectura de la Biblia, lo mejor es que leas cada día un poco de los Evangelios (San Mateo, S. Marcos, S. Lucas y S. Juan) y un Salmo cada día. Sería un buen comienzo.

Y es que NO SE PUEDE AMAR, lo que uno desconoce. A veces tenemos una "idea de Dios" demasiado mundana, muy antropomórfica. Realmente, leer uno de los cuatro Evangelios, de forma seguida en una tarde, ayuda muchísimo a descubrir eso erróneo que pensábamos de Dios.

Por supuesto que a veces tendremos dificultades de interpretación con algunos textos, por eso es muy útil que tengamos el Catecismo de la Iglesia Católica.

Hace unos meses buscando imágenes en Google de Biblias subrayadas, me topé con una imagen de una Biblia abierta llena de anotaciones, subrayada a más no poder y con la frase: "Una Biblia que está hecha pedazos, usualmente pertenece a alguien que no lo está". Y esa frase la firmaba un protestante. Pero puede aplicarse perfectamente a todo cristiano.

Entonces ¿para qué se quiere? Aunque las Apariciones de Medjugorje están siendo estudiadas, y hay que ser cauteolosos, me encantan las 5 piedrecitas que nos propone la Gospa (la Virgen María) contra el maligno: 1)La confesión mensual, 2)La Eucaristía, 3)El rezo del Rosario con el corazón, 4)el ayuno y 5)Leer la Biblia un poquito todos los días.

Volviendo al consejo que propongo de empezar a a leer la Biblia en la parte del Nuevo Testamento, con los Evangelios, tampoco hay que desdeñar el Antiguo Testamento, aunque al principio nos parezca difícil, raro o que no tiene vigencia.

Por ejemplo, en la Dei Verbum IV, 1.5 (respecto al Antiguo Testamento): "[...] Por tanto, los cristianos han de recibir devotamente estos libros, que expresan el sentimiento vivo de Dios, y en los que se encierran sublimes doctrinas acerca de Dios y una sabiduría salvadora sobre la vida del hombre, y tesoros admirables de oración, y en los que, por fin, está latente el misterio de nuestra salvación."

San Jerónimo dijo que "Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo". 
San Agustín afirmó que "Toda la Biblia no hace más que narrar el amor de Dios".

INSISTO NO SE PUEDE AMAR, lo que uno desconoce. 

Además quiero compartir dos cosas con vosotros: 
Una entrada de un blog que me ha gustado mucho. Es de un católico que habla de su Biblia y como lo ha acompañado en tantos momentos de su vida. Sin duda la Biblia está bastante estropeada, pero así es como deberían estar las nuestras:
http://pobresdenazaret.blogspot.com.es/2013/07/elogio-de-la-palabra.html

Y unas imágenes de mi Biblia más usada:
La Biblia de la Conferencia Episcopal Española. Una traducción fantástica y muy trabajada.
Es sin duda una ventaja que use los mismos textos que los de la Misa.

1 Re, 17. Habla del profeta Elías. Por eso dibuje el escudo de los Carmelitas.
Arriba tengo un post-it con otras referencias a Elías en otros libros.

S. Juan 6, mi favorito porque Jesús habla de la Eucaristía.

Gálatas 5, 19:24

6 de agosto de 2014

La Eucaristía es el corazón de la Iglesia.



Como preludio a la interesante entrevista, me gustaría contar dos anécdotas que me han ocurrido en los últimos 5 días:
La primera fue este sábado 2, en un pueblo de Segovia. Se celebraba la Misa junto con el bautizo de 4 niños. Ante los niños jugando, personas hablando, etc yo ya no me llevo disgustos. Lo mejor es ofrecer en silencio. El problema vino cuando a la hora de comulgar, y no me fijo en nadie, había cuatros colas para comulgar para un sacerdote y un ayudante. Por lo tanto avanzabamos muy lento. El caso es que en uno de los primeros bancos laterales, un hombre de unos 60 años, con tono jocoso le decía a un niño pequeño: "anda, ponte a la fila, que están dando golosinas, vete, vete a por la golosina". Riéndose. Y la mujer le daba codazos para que se callara. Pero no solo lo dijo una vez, sino que lo repitió varias veces ante la inexpresión del niño. 
Y es que no solo hubo una blasfemia contra la presencia real de Jesús en la Eucaristía, sino que además invitaba a un niño inocente a profanar a a Jesús Eucarístico sin estar preparado. Menos mal que el niño no le hizo ni caso... ante eso, qué podía hacer? Desde luego comulgué amargado. Tenía una tesitura tremenda. Le corregía o hacía un acto reparación en silencio? Ante la duda, opte por corregirlo. Pero soy muy malo haciendo correcciones fraternas por el dolor que sentí. Quedó muy tenso la cosa.
Pero no han pasado ni tres días. cuando hoy ya en Madrid, en una Iglesia con el Santísimo Expuesto todo el día, además de reclinatorio a la hora de comulgar me encuentro con otra situación. Esta de otro cariz distinto. Me recordó a lo que expuso el profeta Oseas, mi pueblo se pierde por falta de formación.
Resulta que me puse en la última fila porque llegué muy tarde, exactamente a la hora de la transustanciación. Por lo que aunque tenía claro que no podía comulgar, si quise adorar y rezar. El caso es que ya en el momento de la Comunión, me fijo que entra una chica a  la Iglesia en ese momento y se dirige a comulgar. Me dije, no puede ser... pues sí, comulgó sin haber estado en Misa.
¿Qué podía hacer? De nuevo, me tenía que violentar a mi mismo para hablar con otra persona... o callarme como un cobarde. Las dos opciones no son agradables. Así que al final opté por esperar a que saliera y hablar con ella. Menos mal que ella me recibió bien, dentro de la tensión. Me preguntó por qué no se podía hacer y no acerté a darle un razonamiento correcto por los nervios...
--------------------------------------------------------------------------------

EN DEFENSA DE LA EUCARISTÍA

Importantísima entrevista, versión completa, hecha a Mons. Athanasius Schneider

En la entrevista el Obispo de Astana, Kazajistán, responde a temas que hoy están en pleno debate en la Iglesia como es el caso de los divorciados vueltos a casar y temas fundamentales a la liturgia como la necesidad de adoración, unción, respeto frente a la desacralización general. Temas todos que trata con la valentía propia del verdadero pastor, enamorado de Cristo, de su Iglesia y del rebaño que, no lo olvidemos, pertenece a Cristo. He aquí la entrevista llevada a cabo por la periodista Sarah Atkinson que en parte publicó el Catholic Herald:


Entrevista con el Obispo Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de Astana, Kazajistán:
Mons Schneider: Por mi conocimiento y experiencia, la herida más profunda de la crisis actual de la Iglesia es la herida eucarística; los abusos del Santísimo Sacramento. Muchas personas están recibiendo la Sagrada Comuniónen un estado objetivo de pecado mortal … Esto se está extendiendo en la Iglesia, especialmente en el mundo occidental. Hay gente que muy rara vez van a la Santa Comunión con una preparación suficiente. Algunas personas que acuden a la Santa Comunión viven en situaciones morales irregulares, que no se corresponden con el Evangelio. Parejas amancebadas, divorciados vueltos a casar, casados por lo civil, los cuales sin embargo van a recibir la Santa Comunión. Creo que esta es una situación muy, muy grave.
También está la cuestión de la recepción objetivamente irreverente de la Sagrada Comunión. La denominada nueva manera moderna de recibir la Sagrada Comunión directamente en la mano es muy grave, ya que expone a Cristo a una enorme banalidad, por no hablar del hecho grave de la pérdida de fragmentos eucarísticos. Nadie puede negar esto. Y los fragmentos de la hostia consagrada son aplastados por los pies. ¡Esto es horrible! ¡Nuestro Dios, pisoteado en nuestras iglesias! Nadie puede negarlo.
Y esto está sucediendo a gran escala. Para una persona con fe y amor a Dios es un fenómeno muy grave. No podemos seguir como si Jesús como Dios no existiera, como si sólo existiera el pan. Esta práctica moderna de la Comunión en la mano no tiene nada que ver con la práctica de la Iglesia antigua. La práctica moderna de la recepción de la Comunión en la mano contribuye gradualmente a la pérdida de la fe católica en la presencia real y de la transubstanciación. Un sacerdote y un obispo no pueden decir que esta práctica no está mal. Aquí está en juego lo más santo, lo más divino y concreto que hay en la tierra.
Pregunta: ¿No considera que usted está sólo defendiendo esto?
Mons Schneider: Estoy realmente triste sintiéndome como alguien gritando en el desierto. La crisis eucarística por el uso moderno de la Comunión en la mano es tan evidente. No es una exageración. Es hora de que los obispos eleven sus voces por Jesús Eucarístico, quien no tiene voz para defenderse. Esto es un ataque contra el Santo de los santos, un ataque a la fe eucarística.
Por supuesto que hay personas que reciben la Santa Comunión en la mano con mucha devoción y fe, pero son una minoría. La gran masa, sin embargo, están perdiendo la fe a través de esta forma tan banal de tomar la Santa Comunióncomo si fuera un alimento común, como una patata o un pastel. Tal manera de recibir la sagrada comunión aquí en la tierra no es sagrada, y destruye con el tiempo la profunda toma de conciencia y la fe católica en la presencia real y la transubstanciación.
Pregunta: ¿está yendo la Iglesia en la dirección opuesta hacia la que usted va?
Mons Schneider: Parece que la mayor parte del clero y los obispos están contentos con este uso moderno de la Comunión en la mano y no se dan cuenta de los peligros reales relacionados con esta práctica. Para mí esto es increíble. ¿Cómo es posible esto, cuando Jesús está presente en cada partícula de la Hostia? Un sacerdote y un obispo deben decir: “Tengo que hacer algo, por lo menos para reducir gradualmente esto. Haré todo lo que pueda hacer”. Lamentablemente, sin embargo, son miembros del clero los que están haciendo propaganda del uso moderno de la Comunión en la mano y, a veces, prohíben recibir la Comunión en la boca y de rodillas. Incluso hay sacerdotes que discriminan a los que se arrodillan para recibir la Santa Comunión. Esto es muy, muy triste.
También hay un robo cada vez mayor de Hostias a causa de la distribución de la Comunión directamente en la mano. Hay una red, un negocio, del robo de Sagradas Hostias y esto se ve grandemente muy facilitado por la Comunión en la mano.
¿Por qué yo, como sacerdote y obispo, expongo a Nuestro Señor a tal peligro, a tal riesgo? Cuando estos obispos o sacerdotes [que aprueban de la Comunión en la mano] tienen algún objeto de valor nunca lo exponen a un gran peligro de que se pierde o sea robado. Protegen su casa, pero que no protegen a Jesús y permiten que sea robado fácilmente.
Pregunta: Respecto al cuestionario previo al sínodo de la familia, la gente está esperando grandes cambios.
Mons. Schneider: Hay en este asunto mucha propaganda de los medios de comunicación de masas. Tenemos que ser muy cuidadosos. Existen medios de comunicación oficialmente anti-cristianos en todo el mundo. En casi todos los países las noticias tienen el mismo contenido, con la excepción quizás de los países africanos y asiáticos o en el Este de Europa. Sólo a través de Internet pueden expresarse tus propias ideas. Demos gracias a Dios que existe internet.
La idea de los cambios en el matrimonio y las leyes morales que se harían en el próximo sínodo de obispos en Roma, en su mayoría provienen de los medios de comunicación anti-cristianos. Y algunos del clero y católicos están colaborando con ellos en la difusión de las expectativas del mundo anticristiano de cambiar la ley de Dios sobre el matrimonio y la sexualidad. Esun ataque por el mundo anti-cristiano y es muy trágico y triste que algunos clérigos estén colaborando con ellos. Para argumentar a favor de un cambio de la ley de Dios utilizan en una especie de sofisma con el concepto de misericordia. Pero en realidad esto no es misericordia, es crueldad.
No es misericordia, por ejemplo, si alguien tiene una enfermedad que lo dejemos en un estado miserable. Esto es crueldad. Yo no le daría, por ejemplo, azúcar a un diabético, sería cruel de mi parte. Me gustaría tratar de sacar a alguien de esta situación y darle otras comida. Tal vez a ellos no les guste, para empezar, pero será mejor para ellos. Aquellos clérigos que quieren admitir a los divorciados casados de nuevo a la Santa Comuniónoperan con un falso concepto de la misericordia. Es comparable con un médico que da azúcar al paciente, aunque sabe que lo matará. El alma es más importante que el cuerpo.
Si los obispos admiten a los divorciados vueltos a casar a la Santa Comunión, estarían confirmándolos en sus errores a los ojos de Dios. Los obispos cerrarán así la voz de sus conciencias, empujándolos aún más en la situación irregular en que viven sólo por el bien de esta vida temporal, olvidando que después de esta vida, sin embargo, vendrá el juicio de Dios.
Este tema será discutido en el sínodo. Esto está en la agenda. Pero espero que la mayoría de los obispos que todavía tienen mucho espíritu católico y fe rechacen la propuesta de referencia y no acepten esto.
Pregunta: ¿Cuál es la crisis que menciona?
Mons. Schneider: Es una crisis más amplia que la recepción del Santísimo Sacramento. Creo que esta cuestión de la recepción de la Sagrada Comuniónpor los divorciados vueltos a casar va a explotar y mostrar la verdadera crisis en la Iglesia. La verdadera crisis de la Iglesia es el antropocentrismo, olvidando el cristocentrismo. De hecho, este es el mal más profundo, cuando el hombre o el clero están poniéndose a sí mismos en el centro cuando están celebrando la liturgia y cuando están cambiando la verdad revelada de Dios, por ejemplo, relativa al Sexto Mandamiento y la sexualidad humana.
La crisis se manifiesta también en la manera en que el Señor eucarístico es tratado. La Eucaristía es el corazón de la Iglesia. Cuando el corazón está débil, todo el cuerpo es débil. Así que cuando la práctica en torno a la Eucaristía es débil, entonces el corazón y la vida de la Iglesia es débil. Y cuando las personas no tienen una visión más sobrenatural de Dios en la Eucaristía y empieza la adoración del hombre, y luego también la doctrina cambiará según el deseo del hombre.
Esta crisis es cuando nos ponemos, incluidos los sacerdotes, en el centro y cuando Dios se pone en una esquina y esto está sucediendo también materialmente. El Santísimo Sacramento esta a veces en un sagrario lejos del centro, mientras que la silla del sacerdote está en el centro. Ya hemos estado en esta situación durante 40 o 50 años y existe el peligro real de que Dios y sus mandamientos y leyes se pongan en en el lado y el hombre por deseo natural en el centro. Hay conexión causal entre la Eucaristía y la crisis doctrinal.
Nuestro primer deber como seres humanos es adorar a Dios, no a nosotros, sino a Él. Por desgracia, la práctica litúrgica de los últimos 40 años ha sido muy antropocéntrica. La participación en la liturgia, en primer lugar, no se trata de hacer cosas, sino orar y adorar, amar a Dios con toda nuestra alma. Esta es la verdadera participación, estar unidos con Dios en tu alma. La participación exterior no es esencial.
La crisis es realmente esto: no hemos puesto a Cristo o Dios en el centro. Y Cristo es Dios encarnado. Nuestro problema hoy es que guardamos la encarnación. La hemos eclipsado. Si Dios permanece en mi mente sólo como una idea, esto es gnóstico. En otras religiones, por ejemplo, Judíos, musulmanes, Dios no se encarna. Para ellos, Dios está en el libro, pero Él no es concreto. Sólo en el cristianismo, y realmente en la Iglesia Católica, la encarnación es plenamente efectiva y tenemos que hacer hincapié de esto, por tanto, también en cada punto de la liturgia. Dios está aquí y realmente presente. Así que cada detalle tiene un significado.
Estamos viviendo en una sociedad no cristiana, en un nuevo paganismo. La tentación de hoy para el clero es adaptarse al nuevo mundo para el nuevo paganismo, ser colaboracionistas. Nos encontramos en una situación similar a la de los primeros siglos, cuando la mayoría de la sociedad era pagana y el cristianismo fue objeto de discriminación.
Pregunta: ¿Piensa usted que puede ver esto por su experiencia en la Unión Soviética?
Mons. Schneider: Sí, sé lo que es ser perseguido por dar testimonio de que eres cristiano. Somos una minoría. Estamos rodeados de un mundo pagano muy cruel. La tentación y el reto de hoy en día se pueden comparar con los primeros siglos. Se pidió a los cristianos aceptar el mundo pagano y mostrar esto quemando un grano de incienso frente a la estatua del emperador o de un ídolo pagano. Pero esto era idolatría y ningún buen cristiano ponía ningún grano de incienso allí. Preferían dar la vida, incluso niños y laicos fueron perseguidos y dieron sus vidas. Lamentablemente hubo en el primer siglo miembros del clero y hasta obispos que ponían granos de incienso en la estatua del emperador o de un ídolo pagano, e incluso que entregaron los libros de la Sagrada Escritura para ser quemados. Tales cristianos y clérigos colaboracionistas fueron llamados en aquellos tiempos “thurificati” o “traditores”.
Ahora, en nuestros días la persecución es más sofisticada. Católicos o miembros del clero no están pidiendo que pongamos un poco de incienso delante de un ídolo. Sería sólo material. Ahora, el mundo neo-pagano quiere que tomemos sus ideas, como la disolución del sexto mandamiento de Dios, con el pretexto de la misericordia. Si algunos clérigos y obispos comienzan a colaborar con el mundo pagano hoy en esta disolución del sexto mandamiento y en la revisión de la forma en que Dios creó al hombre y la mujer, entonces son traidores a la fe, que están participando en última instancia, en el sacrificio pagano.
Pregunta: ¿Se puede ver venir una división en la Iglesia?
Mons. Schneider: Desgraciadamente, desde hace algunas décadas algunos clérigos han aceptado estas ideas del mundo. Ahora, sin embargo ellos están siguiéndolas públicamente. Si esto continúa, creo, habrá una división interior de la Iglesia de los que son fieles a la fe de su bautismo y de la integridad de la fe católica. Habrá una división con los que están asumiendo el espíritu de este mundo y será una clara división, creo. ¿Puede uno imaginarse que los católicos que permanecen fieles a la verdad católica inmutable puedan, por un tiempo, ser perseguidos o discriminados, incluso en nombre de los que tiene el poder en las estructuras exteriores de la Iglesia? Pero las puertas del infierno, es decir, de la herejía, no prevalecerán contra la Iglesia y el Magisterio Supremo seguramente emitirá una declaración doctrinal inequívoca, rechazando cualquier tipo de colaboración con las ideas neo-paganas de cambiar, por ejemplo, el sexto mandamiento de Dios, el significado de la sexualidad y de la familia. Entonces algunos “liberales”, y muchos colaboradores con el espíritu de este mundo, muchos modernos “thurificati et traditores” saldrán de la Iglesia. Porque la verdad Divina sin resistencia trae la aclaración, nos hará libres, y se separará en medio de la Iglesia a los hijos de la luz divina y los hijos de la de la pseudo-luz de este mundo pagano y anticristiano. Puedo presumir que tal separación afectará a cada nivel de los católicos: laicos e incluso sin excluir el alto clero. Esos clérigos que aceptan hoy el espíritu del mundo pagano en la moral y la familia se declaran católicos e incluso fieles al Papa. Incluso declaran extremistas los que son fieles a la fe católica o aquellos que promueven la gloria de Cristo en la liturgia.
Pregunta. ¿Que siente cuando declaran que usted es un extremista?
Mons. Schneider: No he sido declarado oficialmente como tal. Yo diría que estos clérigos no se encuentran en la mayoría, sino que han adquirido una gran influencia en la Iglesia. Se las arreglaron para ocupar algunos puestos clave en algunas oficinas de la Iglesia. Sin embargo, este no es el poder a los ojos de Dios. Verdaderamente poderosos son los más pequeños en la Iglesia, los que conservan la fe.
Estos pequeños de la Iglesia han sido abandonados y descuidados. Han mantenido la pureza de su fe y representan el verdadero poder de la iglesia a los ojos de Dios, y no los que están en la administración. Gracias a Dios, el número de estos pequeños está creciendo.
Hablé por ejemplo, con los jóvenes estudiantes en Oxford y estaba impresionado por estos estudiantes, estaba muy contento de ver la pureza de la fe y sus convicciones, y la mente católica clara. Estos ejemplos y grupos están creciendo en la Iglesia y esta es la obra del Espíritu Santo que renovarála Iglesia. Así que me siento confiado y esperanzado también respecto de esta crisis en la Iglesia. El Espíritu Santo va a ganar esta crisis con este pequeño ejército.
No estoy preocupado por el futuro. La Iglesia es la Iglesia de Cristo y Él es la cabeza real de la Iglesia, el Papa sólo es el Vicario de Cristo. El alma de la Iglesia es el Espíritu Santo y Él es poderoso. Sin embargo ahora estamos experimentando una profunda crisis en la Iglesia como ocurrió varias veces en dos mil años.
Pregunta. ¿Va a empeorar antes de mejorar?
Schneider: Tengo la impresión de que va a ser peor. En algún momento las cosas tienen que ir a las profundidades y luego se verá el colapso de este sistema antropocéntrico, de oficina, que está abusando del poder la administración eclesiástica, abusando de la liturgia, abusando de los conceptos de Dios, abusando de la fe y la piedad de los más pequeños en la Iglesia.
Entonces veremos el resurgir de una Iglesia renovada. Esto ya se está preparando. Entonces este edificio clerical liberal se colgará hacia abajo porque no tienen raíces ni frutos.
Pregunta. Algunas personas dicen que está preocupado por cosas sin importancia, ¿qué pasa con los pobres?
Mons. Schneider: Esto es erróneo. El primer mandamiento que Cristo nos dio fue a adorar sólo a Dios. La liturgia no es una reunión de amigos. Es nuestra primera tarea adorar y glorificar a Dios en la liturgia y también en nuestra manera de vivir. A partir de una verdadera adoración y el amor de Dios crece el amor por los pobres y al prójimo. Es una consecuencia. Los santos en dos mil años de la Iglesia, eran todos muy devotos y piadosos, y a la vez muy misericordiosos con los pobres y su cuidado.
En estos dos mandamientos están todos los demás. Pero el primer mandamiento es amar y adorar a Dios, y que se realiza de una manera suprema en la sagrada liturgia. Cuando usted está descuidando el primer mandamiento, entonces usted no está haciendo la voluntad de Dios, estás agradando a ti mismo. La felicidad es para cumplir la voluntad de Dios, no para cumplir con nuestra voluntad.
Pregunta. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que se renueve a la Iglesia?
Mons. Schneider: Yo no soy un profeta. Sólo podemos suponer. Pero, si nos fijamos en la historia de la Iglesia, la crisis más profunda fue en el siglo IV, que era el arrianismo. Esta fue una tremenda crisis, todo el episcopado, casi todos, colaboraron con la herejía. Sólo algunos obispos se mantuvieron fieles, se podían contar con los dedos de una mano. Esta crisis duró más o menos 60 años.
Veamos también la terrible crisis del llamado siglo oscuro, el siglo X, cuando el papado fue ocupado por algunas familias romanas muy malas e inmorales. Ellos ocuparon la silla papal con sus hijos corruptos, y fue una crisis terrible.
El próximo período de daño ha sido el llamado exilio de Aviñón y fue muy perjudicial para la Iglesia, provocando el gran cisma occidental. Todas estas crisis duraron de 70 a 80 años y fueron muy dañinas para la Iglesia.
Ahora estamos, diría yo, en la cuarta gran crisis, en una tremenda confusión en la doctrina y la liturgia. Ya llevamos así 50 años. Tal vez Dios tenga misericordia de nosotros dentro de 20 o 30 años. Sin embargo, tenemos toda la belleza de las verdades divinas, del amor divino y la gracia en la Iglesia. Nadie puede quitarme esto, ningún sínodo, ningún obispo, ni siquiera un Papa puede quitar el tesoro y la belleza de la fe católica, de Jesús Eucaristía, de los sacramentos. La doctrina inmutable, los principios litúrgicos inmutables, la santidad de la vida constituye el verdadero poder de la Iglesia.
Pregunta. Nuestro tiempo es visto como una era mucho más liberal en la Iglesia.
Mons. Schneider: Tenemos que orar para que Dios guíe a su Iglesia en esta crisis y nos de apóstoles de la Iglesia valientes y santos. Necesitamos defensores de la verdad y defensores de Jesús Eucaristía. Cuando un obispo está defendiendo a las ovejas y defendiendo a Jesús en la Eucaristía, este obispo está defendiendo a los más pequeños en la Iglesia, no a los poderosos.
Pregunta. Entonces, ¿no le importa ser impopular?
Mons. Schneider: Es muy insignificante ser popular o impopular. Para cada clérigo el primer interés es ser popular a los ojos de Dios y no a los ojos de hoy o de los poderosos. Jesús dijo una advertencia: ¡Ay de ustedes cuando la gente habla bien de usted!.
La popularidad es falsa. Jesús y los apóstoles rechazaron la popularidad. Losgrandes santos de la Iglesia, por ejemplo, Santo Tomás Moro y John Fisher, rechazaron la popularidad y son grandes héroes. Y los que hoy están preocupados con la popularidad de los medios de comunicación y la opinión pública, no serán recordados en la historia. Ellos serán recordados como cobardes y no como héroes de la fe.
Pregunta. ¿Los medios tienen grandes expectativas de Papa Francisco.
Mons. Schneider: Gracias a Dios, el Papa Francisco no se ha expresado de esta manera que los medios de comunicación esperan de él. Él ha hablado hasta ahora, en sus homilías oficiales, muy hermosa doctrina católica. Espero que continuará enseñando de manera muy clara la doctrina católica.
Pregunta. ¿Que opina de compartir la Santa Comunión con los anglicanos y los demás?
Mons. Schneider: Esto no es posible. Hay diferentes religiones. La Sagrada Comunión no es un medio para lograr la unidad. Es el último paso, no el primer paso. Sería una profanación del Santísimo. Por supuesto, tenemos que ser uno. Sin embargo, tenemos diferencias en las creencias, algunas diferencias sustanciales. La Eucaristía es un signo de la unidad más profunda. Sería una mentira, sería contradictorio con la lógica compartir la Santa Comunión con los no católicos.
El ecumenismo es necesario para estar en contacto con nuestros hermanos separados, para amarlos. En medio del desafío del nuevo paganismo, podemos y tenemos que colaborar con no católicos serios defendiendo la verdad divina revelada y la ley natural creada por Dios.
Sería mejor no tener una estructura de este tipo cuando el Estado rige la vida de la Iglesia, tales como el nombramiento de los clérigos u obispos. Esta práctica de una iglesia estatalsería perjudicial para la propia Iglesia. EnInglaterra, por ejemplo. el estado gobierna la Iglesiade Inglaterra. Talinfluencia estatal puede corromper la iglesia espiritual y teológicamente, entonces es mejor no ser una Iglesia de Estado.
Pregunta. Y las mujeres en la Iglesia.
Mons. Schneider: Las mujeres son llamadas el sexo débil, dado que son físicamente más débiles, sin embargo, son espiritualmente fuertes y más valientes que los hombres. Es valiente para dar a luz. Por lo cual Dios le dio a la mujer un coraje que un hombre no tiene.
Por supuesto, ha habido muchos hombres valientes en las persecuciones. Sin embargo, Dios ama a elegir los más débiles para confundir a los poderosos. Por ejemplo, las mujeres Eucarística, del que ya os hablé en mi libro Dominus est, trabajaron en sus familias y ayudando a los sacerdotes perseguidos de una manera muy excepcional. Ellas nunca se hubieran atrevido a tocar a la sagrada Hostia con sus dedos. Ellas se niegan a leer incluso una lectura durante la misa Mi madre, por ejemplo, que todavía vive en Alemania, 82 años de edad, cuando fue por primera vez a Occidente, ella se sorprendió, escandalizado, ver a las mujeres en el presbiterio durante la Santa Misa El verdadero poder de la mujer cristiana y católica es el poder de ser el corazón de la familia, Iglesia doméstica, tener el privilegio de ser la primera que da el alimento para el cuerpo de su hijo y también para ser lal primera que da el alimento a las almas de los niños, la enseñanza de la primera oración y las primeras verdades de la fe católica. La profesión más prestigiosa y hermosa de una mujer es ser madre, y sobre todo ser una 
madre católica.

Fuente: